Me voy de ISAVIA

JM_adios_ISAVIADejo atrás una etapa trascendente y preciosa, profesional y muy personal. No me he ido de una empresa. He dejado un trozo de mi vida en ella. A ISAVIA le he entregado esfuerzo y compromiso. En ella puse cuanto supe y pude. Le di vida y la hice crecer.

La fundamos hace casi once años, en conversaciones furtivas y cómplices. Como las mejores historias de amor, nació entre secretos y susurros. Creció con el vigor y la fuerza de quien sueña cambiar el mundo. Como en las conversaciones de adolescentes sin límite que creen que lo pueden todo. Y se consolidó como un proyecto solvente y creíble a ojos de clientes y competidores. Como las familias unidas que construyen la realidad con verdad.

En ella y con ella, hemos crecido propios y extraños, personal y profesionalmente. Si volviera atrás, repetiría el camino con los mismos errores y aciertos. Con la misma ilusión y energía. Y con los mismos compañeros: tres socios y un equipo de bandera que han escrito en el management español una página llena de innovación, valor y valores.

He tardado un mes en redactar estas líneas. Aunque mi decisión no ha sido un impulso ciego, he preferido que algo de tiempo modere mi intensidad. Dicen que no debiéramos avivar la memoria si el recuerdo nos duele, que solo es bueno hacerlo cuando el pasado aflora en forma de melancólica nostalgia. No estoy muy seguro de si eso debe ser así, pero no hay reproches ni rencor.

Siento orgullo por lo construido junto a mis socios, y gratitud por los 10 años vividos juntos. Con Ovidio Peñalver me unen casi 20 años de camino. Los últimos 16 entregados en un recíproco y noble juego de dar y recibir. Con Silvia Escribano, menos plazo pero quizá más tiempo. La he sentido muy cerca creando este reto con sabor de aventura. Ante ambos, rindo mi admiración, la gratitud y mis mejores deseos.

No ha sido fácil tomar la decisión, dejo muchas cosas atrás. En ISAVIA he puesto el alma. Pero lo que nos trajo hasta aquí, no nos llevará hasta allí.

Durante el último año, hemos “sufrido” un desencuentro: diferente orientación de producto, distinto foco en el negocio y dos creencias incompatibles sobre lo que significa ser empresario.

El pasado 5 de junio, dos de los cuatro socios fundadores (Enrique de la Cámara y yo), salimos del capital de ISAVIA España. Ha sido un salto de vértigo en el que me he vuelto aprendiz de mis propias enseñanzas. Un salto necesario en el que dejo atrás la comodidad de lo conocido y el calor de lo colectivo. No es posible abrir nuevos mundos sin cerrar los viejos.

Cierro con emoción mi mejor y más bonita etapa profesional… y os doy las gracias a todos los que habéis formado parte de ella, en especial a Enrique de la Cámara, hoy único socio español de ISAVIA México. Hace mucho que ya declaré que él es “modelo de Vértigo”. Emprendedor, expansivo, generoso y audaz. Con él, nada cierro.

Rindo también mi mejor homenaje a quienes más me importan y quiero: todas las personas que han integrado el equipo de ISAVIA. La ausencia cotidiana de su presencia es mi mayor desgarro. Ellos son y han sido lo mejor de este tiempo.

A todos los demás, os invito a seguirme en este blog que ahora estreno. Al cerrar una puerta, se abre el Universo. Doy fe. Mi emoción camina mecida en los acordes de la guitarra de Silvio Rodríguez, a los sones de su “Fábula de los tres hermanos”. Escucharla y sentirla, es vivirla y hacerla:

“(…) de tres hermanos el pequeño partió


por la vereda a descubrir y a fundar;


y para nunca equivocarse o errar


una pupila llevaba arriba,
y la otra en el andar…


y caminó vereda adentro el que más,


ojo en camino y ojo en lo porvenir.


Y cuando vino el tiempo de resumir


ya su mirada estaba extraviada


entre el estar y el ir”.

30 pensamientos sobre “Me voy de ISAVIA

  1. Natalia Lientschnig

    Desde hace muchos años llegué a la conclusión de que “no se trata de buscar, sino de saber encontrar”. La diferencia parece muy sutil, pero ahora que recibo enseñanzas budistas, le doy una dimensión aún mayor a esta actitud, a esta filosofía. Por tanto, ten la certeza de que más temprano, encontrarás lo que sea que ahora mismo sientes que estás buscando. El encontrar depende exclusivamente de nosotros, de que nosotros pongamos en ese proyecto, persona u objeto las cualidades que finalmente harán que sea “lo buscado”. Depende exclusivamente de nosotros y esto nos da un poder enorme. Ya me tienes como una fiel seguidora y estoy segura que en breve seremos una legión.

    Como les digo a mis hijos, que son mis luciérnagas porque con su sola presencia iluminan mi vida, tú también eres una luciérnaga. Tus conocimientos, mensajes y la pasión con la que los transmites, iluminan y permiten ver más allá.

    Y para finalizar unas frases del grande Albert Espinosa, de su último libro, El Mundo Azul, Ama Tu Caos. “El caos es lo que te hace diferente. Lo que la gente no entiende de ti o lo que desea que cambies. Pero el caos es parte de uno, por ello, cuando alguien no te entienda dile: «Ama mi caos».

    1. José Manuel Chapado

      Querida Natalia, mil gracias por tu mensaje tan bonito y profundo. Inicio un nuevo camino, y en el caos de respuestas desordenadas, la primera que encuentro es la tuya. Insisto, mil gracias!!!

  2. Susana

    José Manuel, una decisión valiente y dolorosa, imagino, pero que seguro que te aportará claridad, nuevas ambiciones y retos magníficos en los que superarte. De eso trata la vida ¿no? Suerte, no la necesitas. ¡Que sea un camino largo y fructífero! Un abrazo,
    Susana

  3. Jesus

    Espero (aunque estoy seguro de ello) que el cambio sea para bien.
    En cualquier caso es la mejor manera de aplicar en la práctica la teoría plasmada en ese gran libro: Vértigo. Tendré que releerlo

    Un abrazo

  4. Jaime Ros Felip

    Es difícil quedarse indiferente ante lo que acabas de compartir, José Manuel, y conociéndote lo poco que he tenido ocasión gracias a esa “concurrencia” por proyectos paralelos, reconozco que tampoco dejas indiferente con tu hacer profesional ni con ese pequeño “atisbo” de hacer personal que se adivina en esas rápidas conversaciones de café y de pasillo.

    Leyendo tus sentimientos transformados en palabras, me haces sentir gratitud por haberlos compartido y reconocimiento hacia lo que ahora se ha convertido en tu nuevo reto.

    Enhorabuena por ser capaz no sólo de decidir sino también de compartir lo que por dentro ocurre cuando se deciden cambios de rumbo como el tuyo.

    Suerte!!

    1. José Manuel Chapado

      Querido Jaime, mil gracias por tus palabras, que adquieren valor especial procediendo de un compañero y colega de tanta valía como la tuya. Trabajar y colaborar en proyectos con gente como tú es todo un orgullo. Ojalá podamos seguir manteniendo cafés llenos de confidencias y tanta verdad. Fuerte abrazo!

  5. Alumni CEU (Olga)

    Querido Jose Manuel, siento tu salida de ISAVIA, no por la salida en sí, sino por la tristeza que denoto en tu carta, eres un gran profesional y mejor persona y sé que esto es lo que te ha empujado a tomar la decisión.

    Te he seguido desde el minuto uno en que nos presentó Rosa en el CEU y te seguiré allí donde estés, porque siempre que tengo sensación de “Vertigo” me acuerdo de tí ,releo tu libro y sigo adelante. Un abrazo

    1. José Manuel Chapado

      Querida Olga: me emociona leer tu mensaje. La tristeza, y cualquier otra emoción, surgen cuando lo que vivimos está lleno de verdad. Y es una bonita sensación: poder sentir tristeza por lo que uno deja atrás significa que lo ha disfrutado antes. Eres un cielo. Gracias por estar siempre ahí!

  6. Luz

    José Manuel,
    Coincidimos en varios cursos en AXA. Es muy bonito leer tus palabras¡¡¡
    Mucha suerte en la nueva etapa. Te irá bien. El conocimiento lo llevas contigo.
    Un beso grande,
    Luz

    1. José Manuel Chapado

      Querida Luz, llevo conmigo el conocimiento y el recuerdo de mucha buena gente como tú, cuya compañía y calor espero no perder. Fue una alegría encontrarte en cada nuevo seminario de AXA para compartir proyectos o vértigo. Mil gracias!

  7. Francisco Abián

    José Manuel Chapado es un gran profesional de la consultaría de managenement y su libro “Vértigo” lo recomiendo leer porque nos enseña unos principios y consejos que sirven tanto para la vida profesional como personal.

  8. Carlos Sánchez

    Estimado,

    me gusta esta canción de Silvio… “partió por la vereda a descubrir y a fundar”.
    Y me gusta tu valentía para dar un salto al porvenir, que aunque incierto ahora, seguro
    que con tus ideas y tu buen hacer conseguirás estar de vuelta y a pleno rendimiento.
    Seguiremos en contacto
    Mucha buena suerte y buen verano
    Carlos

    1. José Manuel Chapado

      Querido Carlos: compartimos gustos musicales y otras muchas cosas. Descubrir y fundar es fácil y reconfortante sabiendo que uno tiene gente cerca como tú. Sabes bien que mi aprecio y admiración trasciende con mucho a lo profesional. Sólo puedo decirte “siempre tuyo, querido Carlos!”. Mil gracias!!!

  9. Ana Román

    Ufff! Preciosa y noble carta de despedida!. Me ha gustado muchiiiiísimo!

    Te deseo todo lo mejor en tu nueva “ruta”. Estoy segura que te irá como siempre ¡estupendamente bien!. No he tenido ocasión de decírtelo ayer!!!

  10. Jose Mari Bilbao

    Teniendo la brújula bien afilada y sabiendo gestionar las tripulaciones como sabe hacerlo el Capitán Chapado , lo importante no es la nave , sino la salud para poder seguir navegando .

    ¡ Con los vientos que vengan !

    Nos vemos en el mar .

  11. Damaso

    Solo dos cosas:
    – muchas gracias por todo lo que me has enseñado. Parte de cómo soy lo debo a tus enseñanzas
    – mucha suerte, aunque no te hace falta. Los buenos siempre ganan al final de la peli
    Espero volver a coincidir contigo para seguir aprendiendo de un monstruo
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *